MOFETA » Un mamífero omnívoro de dócil comportamiento

Advertisement

En el mundo existe una gran variedad de mamíferos, unos grandes otros pequeños, algunos transmiten miedo y otros curiosidad. Dentro de este grupo se encuentra la mofeta, una especie omnívora popularmente conocida como zorrillo.

Advertisement

La mofeta: principales características

mofeta

La mofeta es un mamífero de simpática apariencia, perteneciente a la familia de los mephitidae; habita generalmente en América y su comportamiento es dócil. En cuanto a su tamaño, éste varía según la especie, pudiendo encontrarse animales con las medidas de una ardilla o hasta como las de un gato doméstico.

Advertisement

Este mamífero omnívoro se caracteriza por tener un pelaje negro con una o dos rayas blancas, que van desde su cabeza hasta la punta de su peluda cola; aunque esto puede variar dependiendo de la especie.

Son poseedoras de unas patas delanteras con garras que les permiten escarbar la tierra para construir su madriguera, así como para buscar comida. Dependiendo de la especie, pueden llegar a pesar desde 1,5 hasta 4,6 kg aproximadamente, y miden de 50 a 70 cm con la cola incluida.

Este animal posee una cabeza pequeña con orejas cortas. Tiene un buen sentido del oído y olfato; sin embargo, su visión es muy mala. Pero lo que más caracteriza a la mofeta es el fuerte olor que desprende de sus glándulas anales; esto lo hace principalmente cuando se siente amenazado.

Su tiempo de vida no es muy largo; el zorrillo puede llegar a la edad de 7 años, mientras que en cautiverio, su tiempo se prolonga unos 3 años más. Las mofetas no hibernan, pero tienen poca actividad durante el inverno, prefieren estar en las madrigueras para mantenerse alejadas del frio.

Un dato muy curioso y que suena un poco descabellado, por la mala reputación que tienen, es que muchas personas optan por tenerlas como mascota. Pero hay que tener en cuenta que antes de adoptar a una de estas especies, el animal debe primero pasar por una cirugía, en donde les estripan sus glándulas anales.

Además, es importante resaltar que muchos agricultores se benefician de estos animales, ya que los mismos ayudan a combatir las plagas en los cultivos, como lo son los insectos y los roedores.

Hábitat: ¿En dónde suelen vivir?

Hábitat ¿En dónde suelen vivir

Las mofetas están distribuidas por toda América. En el norte y en el centro de este continente, es posible encontrar varias especies de zorrillo, aunque se han visto también en algunos países de américa del sur; especialmente al zorrillo marrón.

Estos mamíferos viven en diferentes hábitat que van desde bosques, llanuras con pasto, e incluso algunas se han acostumbrado a vivir en las áreas urbanas, ya que son muy adaptables a cualquier entorno donde haya agua, comida y abrigo.

Las hembras cavan y habitan su propia madriguera, y lo hacen generalmente solas; excepto en las regiones más frías que prefieren compartir madrigueras para mantenerse calientes.

Alimentación: ¿Qué comen?

Alimentación

Las mofetas son animales omnívoros, por lo que su dieta está basada en el consumo de materia vegetal como frutas, hongos y raíces, así como de animales; entre ellos podemos mencionar a los insectos, lombrices, pájaros y roedores.

Mientras que las mofetas que viven cerca de alguna población, se ven tentadas por los desechos de los humanos, la basura, o simplemente van en busca de la comida de alguna mascota. La miel es otro de los alimentos que pertenece a la dieta de la mofeta.

Reproducción y ciclo de vida

Reproducción y ciclo de vida

El zorrillo macho es polígamo y muy solitario, solo busca a las hembras cuando siente la necesidad de aparearse. Su periodo de reproducción es finalizando el invierno y a principios de la primavera.

Las hembras tienen un periodo de gestación de 2 meses aproximadamente y pueden llegar a parir hasta 10 crías. Éstas permanecerán junto a la madre para ser amamantadas por un tiempo de 6 semanas, hasta que estén listas para aprender a cazar.

Cuando las crías nacen son ciegas y no perciben ningún sonido, hasta la tercera semana de haber nacido, que es allí cuando abren sus ojos. Estas crías, aunque suene curioso, ya nacen con su distintiva raya blanca.

Cabe resaltar que la mofeta macho no tiene ninguna participación en la crianza de las crías.

Principales depredadores

Principales depredadores

Muchos son los depredadores que tienen estos animales, pero entre sus principales destacan los pumas, lobos, coyotes y linces; aunque vale la pena acotar que rara vez son atacadas por ellos.

Y es que la mofeta tiene un modo muy particular de defenderse, cuando se siente amenazada se posa sobre sus patas delanteras, levanta la cola y dispara una sustancia que puede llegar a alcanzar 2 metros de distancia. El olor es tan repugnante que aleja a cualquier depredador, y si por casualidad la sustancia cae en los ojos, producirá irritación y hasta ceguera momentánea.

Pero los zorrillos utilizan ese mecanismo de defensa con mucho cuidado, ya que tienen líquido maloliente para 5 descargas solamente y tardarían más de una semana en reproducir nuevamente su arma de defensa.

A pesar de todo eso, hay algunos animales que son inmunes al olor que desprende la mofeta, por lo que representan una gran amenaza para ellos; y estas especies son el gran búho cornudo y el águila.