GRILLO » El insecto omnívoro conocido por sus saltos y cantos

Advertisement

El grillo es una especie de insecto que forma parte de la familia Gryllidae, y de las más de 2.400 especies de insectos saltadores. Se conocen principalmente por el sonido que emiten; sobre todo en las noches. Poseen patas traseras largas, las cuales les proporcionan la suficiente fuerza para saltar.

Advertisement

Grillo: todo lo que debes saber sobre este insecto

grillos

Alrededor del mundo existen unas 900 especies de grillos, y se encuentran prácticamente en cualquier sitio. Sin embargo unas 100 de esas especies pueden ser encontradas en Estados Unidos.

Advertisement

Características de los grillos: aspecto y comportamiento

características del grillo

Un grillo es aquél insecto conocido por su capacidad de dar saltos y su canto. Sin embargo, en cuanto a su aspecto físico, se caracterizan por ser en su mayoría de color amarrillo, marrón, verdes o negros.

Su longitud varía desde unos 3 hasta 50 milímetros; mientras que su peso va desde unos 0.2 hasta 0.8 gramos. Poseen unas antenas delgadas, patas traseras con el fémur agrandado, lo cual le permite saltar como lo hacen.

En general un grillo posee tres partes: cabeza, tórax y abdomen. Las patas se encuentran unidas al tórax, así como también las alas. En el abdomen el grillo contiene el corazón, y todos su demás órganos.

Una característica muy curiosa de los grillos, es que a pesar de que estos poseen alas, no pueden volar. La forma que tienen para trasladarse es a través de saltos, los cuales pueden llegar a alcanzar una distancia de hasta 20 o 30 veces la longitud que tiene su cuerpo.

En lo que respecta a su comportamiento, los grillos son insectos nocturnos, es decir, duermen en el día y en la noche se encuentran activos.

Por otro lado, son animales omnívoros, es decir que se alimentan prácticamente de cualquier alimento, bien sea vegetal o animal.

¿En dónde viven los grillos? principales hábitats

hábitat del grillo

Los grillos habitan prácticamente en todo el mundo, exceptuando las zonas frías. Normalmente es común encontrarlos en campos, bosques, praderas, pantanos, arbustos, jardines e incluso pueden encontrarse en algunas casas.

El hábitat de los grillos influye muchas veces en el canto. Por ejemplo, un grillo que habita en los árboles, canta de noche; mientras que un grillo que habita en la grama, canta tanto de día como de noche.

Alimentación de un grillo: ¿qué suele comer?

animales omnívoros

Los grillos son insectos omnívoros, por lo que su alimentación suele ser muy variada.  Entre los principales alimentos que incluyen en su dieta, se destacan los siguientes:

  • Flores
  • Amplia variedad de frutas
  • Hojas y plantas
  • Pasto
  • Brotes de plantas
  • Larvas
  • Insectos más pequeños
  • Escamas
  • Huevos de invertebrados
  • Restos orgánicos
  • Plantas en estado de descomposición

Prácticamente comen de todo, por lo que pueden adaptarse fácilmente al ambiente en el que se encuentran, sustituyendo un alimento por otro más abundante.

Reproducción y ciclo de vida del grillo

reproducción grillo

El tiempo de vida estimado para un grillo es de unos 30 a 90 días. Por lo general el proceso de apareamiento comienza cuando inicia el otoño; en donde el macho realiza una especie de baile de apareamiento, el cual dura algunos minutos.

La hembra es quien monta al macho y recibe un poco de esperma, puede hacer lo mismo con varios machos, y posteriormente decidir qué esperma utilizar.

Una vez que esto sucede, la hembra coloca desde unos 12 hasta 100 huevos, los cuales deposita en el suelo o en algún sitio con suficiente vegetación. Transcurridas unas dos semanas, salen de los huevos los grillos bebés, a los cuales se les conoce con el nombre de ninfas.

Por lo general, salvo la especie de grillo excavador, los padres no se ocupan de los grillos bebés, es decir, deben aprender a sobrevivir por su cuenta, una vez que salen de los huevos.

Depredadores principales de los grillos

depredadores del grillo

El grillo es un insecto que a pesar de todo resulta vulnerable, dado su pequeño tamaño, suele ser presa de algunos animales que comen insectos.

Básicamente los principales depredadores de los grillos son los lagartos, las ranas, salamandras, arañas y algunas tortugas. Por otro lado, los seres humanos también suelen ser uno de los depredadores más importantes de los grillos, y es que cada vez son más las personas que cazan grillos para comerlos, dada las altas propiedades nutricionales que ofrecen.

En cuanto a su método de defensa, el grillo es un insecto totalmente inofensivo. Cuando se trata de defenderse, el grillo no hace más que huir; dado que pueden saltar grandes distancias, ese es el método de escape que utilizan mayormente, y muchas veces lograr dejar atrás a sus depredadores.

Por otro lado, lo que suelen hacer mayormente, es esconderse. Tratan de vivir en zonas que representen un riesgo reducido para ellos; se esconden tras la vegetación, en madrigueras y evitan lugares con gran presencia de otros animales, para los que pueden ser presas fáciles.